Sígueme

  • LinkedIn -Nuria Sánchez Romanos
  • Facebook -Nuria Sánchez Romanos
  • Twitter - Nuria Sánchez Romanos
  • YouTube - MetodoNSR
  • Instagram - MetodoNSR

Contacto

Tl 675 269 401

© Método NSR  2019 Nuria Sánchez Romanos

Los 4 errores tóxicos en la comunicación personal


Aprender a tener un diálogo interno optimista hace que no nos autosaboteemos con pensamientos y palabras tóxicas: sin tiempo para pensar en lo que nos decimos, lanzamos unas palabras rápidamente que nos alejan de la Educación Emocional, o lo que es lo mismo del bienestar.

Recordemos que cuando hablamos, también nos escuchamos. Por eso es importante reconocer qué palabras y frases podemos repensarnos mejor.

Los cuatro errores tóxicos en los que solemos caer son decir y/o pensar :

Es que yo soy así: Se deriva de una creencia. Lo que se piensa y se dice sobre lo que se ES, es difícil de cambiar. Lo que se piensa y se dice que se ESTÁ, es fácil de cambiar. De modo que al tanto con acogernos a esta afirmación porque estamos sentenciando que nos es difícil adaptarnos a los cambios y ser flexibles. Y eso colabora en que nos cueste regular emociones. Por ejemplo, pensar o decir, no consigo tener suerte en las entrevistas de trabajo porque yo soy tímido-a, hace que no hagamos nada para superar esa timidez. Lo mismo ocurre cuando a un niño de siete años le decimos: mira que eres torpe! le estamos sentenciando en una frase cuyo significado derive en una creencia limitante para su futuro.

No quiero que...El NO, es una palabra negra. Es necesario pensar y decir LO QUE SE QUIERE, en lugar de lo que no se quiere. Cuando pensamos en lo que queremos, es más fácil conseguirlo. Pensar en negativo, sobre todo cuando pretendemos conseguir algo, es simplemente como ponernos palos en las ruedas... Por ejemplo cuando decimos: no quiero sentirme mal, nos estamos alejando de lo que realmente queremos, que es sentirnos bien. Es sencillo: piensa y dite eso que quieres: Quiero sentirme bien, Cambia el no quiero que, por lo que quieres. Verás como empiezas a tener conciencia emocional y seguridad en tí mismo.

Van a pensar que soy...Se deriva también de una creencia. La importancia que le damos a lo que piensen los demás. Ellos (los demás y sus pensamientos) están fuera de nuestro alcance: si creamos nuestros pensamientos y emociones dependiendo de una interpretación basada en nuestra imaginación (y a la vez basada en creencias limitantes) nos sentimos mal. Es necesario ser proactivos (ser prisioneros del producto de nuestras creencias limitantes nos aleja de la felicidad). Si decimos: no diré nada no sea que vayan a pensar que soy una entrometida, estamos siendo poco asertivos-as y quizás menos empáticos. y al final, realmente lo que acabaremos haciendo es echarla culpa a los demás de algo que no es real. Tendremos Autonomía Emocional.

Es difícil... Otra palabra NEGRA. Lo difícil cuesta y empuja a la negatividad. Si el pensamiento es negativo nuestras acciones no nos dirigen con facilidad al logro de nuestros objetivos ya que las emociones que sentimos ( que envuelven a lo dificultoso) son también desagradables: enfado, desánimo, tristeza, pereza, etc) De modo que si decimos o pensamos que algo es difícil, volvemos a lo que en el primer error decíamos del ES. Podemos cambiarlo por ejemplo, por la palabra reto u oportunidad. Esto nos ayudará a motivarnos y a desarrollar nuestras Competencias Sociales.

Si nos hemos reconocido en estos errores debemos animarnos a hacer una cura de desintoxicación: es fácil porque está en nosotros llevar a cabo estos sencillos cambios.

Recuerda:

Tú eres tu mejor Recurso

Y ahora te animo a ver la AGENDA NSR de los dos próximos meses: para redescubrirte en la Educación Emocional. Un calendario de cursos y píldoras formativas diferentes que te ayudarán a desintoxicarte y a ser emocionalmente inteligente para alcanzar Tu Bienestar y el de quienes te rodean.


Gracias por leer!

#educaciónemocional #Creencias #MétodoNSR #gesitiondelestrés #Regulaciónemocional #Comunicaciónpositiva