Sígueme

  • LinkedIn -Nuria Sánchez Romanos
  • Facebook -Nuria Sánchez Romanos
  • Twitter - Nuria Sánchez Romanos
  • YouTube - MetodoNSR
  • Instagram - MetodoNSR

Contacto

Tl 675 269 401

© Método NSR  2019 Nuria Sánchez Romanos

Dáte vidilla, Tú puedes!


Quienes me conocen saben que me encanta la música que pone en marcha…esa que te levanta a lo más alto, porque al oírla se te mueve hasta el corazón y hace vibrar desde la punta de los pies a las raíces del cabello. Esa que se queda en el cerebro y se asocia, en el tiempo, a momentos especiales, que han significado algo importante para ti...De hecho ahora mismo escucho y escucho una canción que a mí me despierta hasta el alma!

¡Seguro que has tenido esa sensación más de una vez!

Como resultado de la sensación (cuando recibimos esos estímulos que nos dan poder para obrar, que nos ponen de buen humor) hemos de dar rienda suelta a ese punto energizante (estado “pico” lo llama Tony Robbins) que hace ponerse en movimiento hasta al más parado, al más tímido o corto en palabras. Se ponen en marcha tus acciones como disparador único del entusiasmo.

¡Ei ahora las buenas noticias! Podemos encargarnos personalmente de estar en esa ENERGÍA MOTIVADORA y hacer que, desde nuestro pensamiento más profundo, nazca esa "vidilla" agradable que nos “endorfina” por completo. Y lo que es mejor: podemos mantenerla de forma constante, tooodooos los días!

Esto lo siempre lo explico en mis seminarios,al aplicar el

Método NSR para la Educación Emocional. Facilito esa experiencia y entreno las habilidades para que sea sostenible. Y además doy pautas y claves para utilizar siempre que se quiera.

Y es que esa sensación placentera y motivadora, nace del estímulo externo. Estímulo que podemos provocar nosotros mismos proporcionándonos “caricias” como indicó primero Eric Berne en el Análisis Transaccional y después Steiner con su aportación de la Economía de Caricias. Son, por ejemplo desde tener buen concepto de uno mismo, a alimentar sensaciones positivas con aquello que nos provoca más placer y alegría: por ejemplo algo tan sencillo como disfrutar de lo que nos gusta.

Así es como nace... pero ¿y cómo crece?

Crece por la unión de varios factores:

1. Ver el horizonte con una mirada amplia.

2. Tener presentes los objetivos a perseguir y querer alcanzarlos.

3. Ser inmune y resistirse a lo que o a quien te quiera desviar de tu camino.

4. Mantenerse firme en acciones que sabemos que podemos hacer.

5. Emocionarse con los pequeños detalles que marcan la diferencia.


#photo